Recorrido Socio histórico de la Noción de Amor

Es claro que toda noción de amor está atravesada por la necesidad, por un profundo sentimiento de insuficiencia  consigo mismo que empuja al encuentro con el otro. En las primeras civilizaciones humanas sí podría fundamentarse el amor, solo que la necesidad no abordaba la dimensión emocional, sino que buscaba en el otro la fuente de la supervivencia.

Aunque parezca superfluo anotarlo hay que señalar que el amor, como la mayoría de fenómenos humanos, es dinámico y cambiante. En cada momento histórico se concibe distinto, la forma de comunicarlo varía y las necesidades que lo constituyen difieren. En este sentido, recorrer por las maneras en las que el amor se ha relacionado con lo humano permite comprender como cada una ha dejado su registro en el “amor de hoy”; además, favorece a que los clínicos puedan hacer una lectura del fenómeno acorde a las necesidades que este momento histórico y social está movilizando en las parejas.

En los inicios de la humanidad, pareciera que el amor no operaba en la relación del hombre y la mujer puesto que no se caracterizaba por las manifestaciones cariñosas y el vínculo emocional que es evidente en la actualidad.

La pareja entonces se sostenía más por el cumplimiento de las necesidades básicas (alimentación, caza, cosecha y crianza) que por la satisfacción de necesidades psicológicas; esto no fue distinto en la expresión del amor griego, una época sustentada por una profunda admiración por lo espiritual y en la que se inscribió en la cultura la dicotomía de lo corporal (lo mundano) y lo esencial (el alma o lo superior).


Juan David Noreña Pérez
Psicólogo

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments